Ayto daganzo
Tramitacion on line

DOCUMENTO DEL MES DE DICIEMBRE, 2017

DOCUMENTO DEL MES Nº 19, DICIEMBRE 2017

TÍTULO

“Auto para la venta de bienes de hospitales, memorias y demás establecimientos que manda el Real Decreto de 29 de septiembre de 1798”

FECHA Y SIGNATURA

Fondo Municipal, Daganzo, 1798. Sig. N/2579/3

 

COMENTARIO

Como documento destacado del mes de diciembre presentamos un auto con el que los alcaldes de la villa ordenan la enajenación de diversos bienes raíces para cumplir con un decreto real.

En septiembre de 1798, durante el reinado de Carlos IV, se decreta la primera de las desamortizaciones que tuvieron lugar entre finales del siglo XVIII y parte del siglo XIX. Esta desamortización afectaba a las instituciones benéficas de la Iglesia como eran los hospitales, las cofradías o las obras pías, que eran las consideradas manos muertas. El motivo de la desamortización era compensar el déficit público de una Hacienda Real que debía hacer frente a las diferentes guerras que habían causado la bancarrota de la corona. Para ello se solicita a todos los concejos del reino el envío de una relación de los bienes de las instituciones religiosas que operan en cada lugar para saber las rentas que tiene y el valor de ellas.

“.. se manda la enajenación de todos los bienes raíces pertenecientes a hospicios, hospitales, casas de misericordia, de reclusión, y de expósitos, memorias, obras pías y patronatos de legos, y que sus productos de estas ventas y capitales de censos que se redimieron pertenecientes a dichos establecimientos, y fundaciones se pongan en la real casa de amortización al efecto señalado bajo del interés del tres por ciento al año..”

Por diferentes documentos del Archivo municipal conocemos las fincas que se subastaron en Daganzo y que fueron compradas en su mayoría por vecinos de Daganzo que ya contaban con propiedades en el municipio.

Entre las instituciones afectadas se encuentran las de las cofradías, en Daganzo destacan entre otras la Cofradía de Nuestra señora del Rosario, la Cofradía de Nuestra Señora de la Asunción, y la Cofradía del Santísimo Sacramento. Por su parte las denominadas Obras Pías, muy numerosas, que se corresponde con los patrimonios y rentas de propietarios locales que por decisión testamentaria deciden dedicar su patrimonio para obras sociales. Caben destacar las Memorias de Diego López y María Bella, la Memoria fundada por María de Marías y María López, la Capellanía de ánimas etc.

La pérdida de las rentas privadas destinadas al mantenimiento del Hospital de San Juan Bautista y de la escuela pública obligaron al ayuntamiento a hacerse cargo de sus gastos para garantizar su continuidad.

 

TRANSCRIPCIÓN

Edicto

Don pedro de Bargas, y Julián Fernández Gasco, alcaldes ordinarios por sus respectivos estados de esta villa de Daganzo de Arriba, su término y jurisdicción

A todos los vecinos residentes en esta villa y que tuviesen fincas raíces en este término de cualesquiera estados dignidad, cuerpo, comunidad, cabildos, mayordomos, administradores, patronos y demás encargados en lo que se dirá. Hacemos saber que por real decreto de veinte y cinco de septiembre, del año pasado de mil setecientos noventa y ocho, se manda la enajenación de todos los bienes raíces pertenecientes a hospicios, hospitales, casas de misericordia, de reclusión, y de expósitos, memorias, obras pías y patronatos de legos, y que sus productos de estas ventas y capitales de censos que se redimieron pertenecientes a dichos establecimientos, y fundaciones se pongan en la real casa de amortización al efecto señalado bajo del interés del tres por ciento al año, y para llevar a debido efecto dicho Real decreto , y lo prevenido en posteriores resales órdenes y sus instrucciones que se nos han comunicado los contenidos que tuviesen y administrasen dichos bienes pasaran al juez eclesiástico cura de ésta parroquia razón de los espiritualizados, y ante nuestro juzgado con sus fundaciones de dichos establecimientos. Lo que ejecutaran en el preciso término de tercero día siguiente a la fecha de este con apercibimiento de proceder contra los morosos a los apremios correspondientes hasta que tenga efecto, por convenir así al real servicio y para noticia de todos y que no se alegue ignorancia, mandamos fijar este fecho en esta dicha villa a veinte y ocho de febrero de mil ochocientos.

Don Pedro de Bargas, Julián Fernández Gasco por mandato de sus mercedes

Gabriel Esteban Fernández de Mayor